La semana es muy larga, los lunes pesan… ¡Cuánto pesan los lunes! Cuesta madrugar, coger el coche o el metro para ir a trabajar, reuniones, días complicados… Y llegas a casa y tienes que planchar, hacer la comida, preparar el tupper, sacar al perro, estar con tus hijos…

Si es que al día le faltan otras 24 horas y ahora es cuando piensas…

¿De dónde saco tiempo y ganas para ir a entrenar?

Motivarte para entrenar todos días, en ocasiones, es complicado, pero para eso estamos en sinburpees, para darte las claves para entrenar todos los días con motivación y a tope de power.

Fuera la pereza y el ‘no tengo tiempo’. No hay excusas, agarra la bolsa, desempolva las zapas y vamos al box; ya es hora de volver a sentirse bien. Porque sentirse bien ya es una muy buena razón para entrenar. Después de la sesión de entrenamiento, seguro que te sientes pletórico o pletórica y ya estás pensando en cuándo vas a volver al box.

Así que mucho ánimo, coge tus cosas y prepárate para motivarte como es debido para entrenar como un auténtico pro.

Razones para motivarte y entrenar todos los días

Cómo motivarte para entrenar todos los días

Entrenar a primera hora de la mañana:

Si vas al box por la mañana, te dirán que estás un poco loco por levantarte a las 6:00. Es un madrugón, pero son muchos los beneficios de entrenar a primera hora.

Te sientes con más energía durante toda la jornada porque tu organismo se activa más rápido y di adiós a los 3 cafés antes de las 10:00 a.m. Mejora tu calidad de sueño, no hay problemas con el horario y si entrenas en ayunas puedes quemar hasta un 20% más de grasa.

Vas a llegar a la oficina como una moto y este ‘subidón’ te llega hasta la tarde. Visto así, ¿Qué son 5 minutos de pereza frente a un día lleno de energía?

Entrenar por la tarde:

No es que sea peor que por la mañana. Te ayudará a soltar todo el estrés del trabajo y aunque algunos días te encuentres más cansado, recuerda esa sensación de bienestar que te queda después de darlo todo durante un wod.

Divertirte con cada ejercicio te motivará en todo el entrenamiento

Diviértete con cada ejercicio:

No pienses en el entrenamiento como un sufrimiento. Piensa en que vas a hacer algo divertido que, además, le va a venir fenomenal a tu cuerpo. Con cada levantamiento de barra, con cada wod, con cada carrera, estás subiendo peldaños para ir a mejor.

En muchos box, la sensación es de equipo, se anima a los compañeros y se crea una especie de ‘familia’. Esto es también muy positivo. Haces nuevos amigos, charlas, igual hasta ligas…

Piensa en cómo te sentirás si te saltas un entreno:

Si no vas para quedarte durmiendo o tumbado en el sofá ¿No crees que terminarás por arrepentirte? Te apuesto 20 burpees a que sí.

Piensa en las calorías:

Recuerda que cada entreno que te saltas te aleja de tu objetivo. ¿Quieres perder peso?, ¿Quieres ganar músculo?; ¿Quieres hacer un snatch con 75kg y no pasas de los 70? Solo lo lograrás con constancia y con entrenamiento.

Ponte objetivos a corto plazo:

Ponte objetivos y cúmplelos, pero no a un año, como la operación bikini, sino para estas Navidades, por ejemplo. Si estás empezando y aún haces dominadas con goma, date de aquí a Navidad para quitarla.

Apunta tus logros:

Apunta la fecha de tus RM´s. Si eres constante podrás ver tus mejoras. Seguro que cuando empezaste nunca pensabas que llegarías a levantar la barra con tanto peso.

Competir te motivará para entrenar a diario

Compite:

Hay muchas competiciones y varias modalidades: grupo, escalado y RX. Apúntate a alguna en tu cuidad o sal fuera o ve a animar al equipo de tu box, será un fin de semana muy divertido y deportivo.

¿Y lo guap@ que te estás poniendo? Que la figura se empieza a cincelar y eso se nota en la ropa, en que uno se ve más guapo y se siente mejor. Si es que no hay nada mejor que estar bien por dentro para sentirse mejor por fuera.

Entrena con tu pareja:

Si tu pareja también entrena, ir juntos es una buena manera de encontrar un compañero perfecto para motivarte para entrenar todos los días.

Rompe las barreras psicológicas:

‘No puedo’; ‘No me sale’, ‘No tengo fuerza’. El no, tiene que alejarse de tu vocabulario. Cuando te bloquees piensa que sí puedes y hazlo. Sabemos que muchas veces da miedo meterse debajo de la barra, pero hay que ser fuerte y romper las barreras psicológicas para poder seguir mejorando.

¿Qué te motiva y te mueve a entrenar todos los días?

Date algún capricho:

No comes helados porque engordas, pero si haces ejercicio te puedes permitir comerlos. No todos los días, tampoco nos vayamos a los extremos. Date un capricho y un día a la semana come lo que te apetezca. No te sentirás mal por comerlo porque es un premio que te has ganado a lo largo de la semana y, además, te sabrá mucho mejor.

Como ves son muchos más los motivos para motivarte para entrenar todos los días, aunque no hay motivación más grande que la sensación que se le queda a uno en el cuerpo después de una buena sesión de entrenamiento. ¿Y lo bien que uno se siente cuando progresa y rompe sus propios RM´s?

¿Cuál es tu motivación y lo que te mueve a entrenar cada día? Deja un comentario, tu motivación puede ayudar a otras personas que necesitan un pequeño empujón.

Imagen: blog.lifestart.net

Referencias:

What Motivates CrossFitters?
Motivational Factors in CrossFit® Training Participation
An Investigation of Motivational Variables in CrossFit Facilities
A comparison of the motivational factors between CrossFit participants and other resistance exercise modalities: a pilot study
The Physiological and Psychological Benefits of CrossFit Training – A
Pilot Study

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies