¿Puedo hacer Crossfit si estoy Embarazada?
3 (60%) 3 vote[s]

La práctica del Crossfit durante el embarazo es un tema controvertido, ya que muchas personas piensan que no es muy recomendable. Es cierto que el Crossfit es una disciplina deportiva de alta intensidad y, por este motivo, puede generar cierto debate.

Pero entonces… te estarás preguntando ¿Puedo hacer Crossfit si estoy embarazada?

La respuesta es sí, se puede.

Practicar deporte durante el embarazo es fundamental no solo para mantener el peso recomendado, sino también para tonificar, fortalecer y estirar los músculos, lo cual facilitará el momento del parto.

¿Puedo practicar CrossFit si estoy embarazada?

Los deportes que normalmente se recomiendan durante el embarazo son la natación, el yoga, pilates, gimnasia… pero cada cuerpo es diferente y tú conoces el tuyo mejor que nadie. Además, aunque el Crossfit es exigente, si estás acostumbrada a esta práctica podrás continuar tu entrenamiento con cierta moderación. Y es que practicar un deporte que nos gusta proporciona, además, una sensación de bienestar general para el cuerpo y la mente muy beneficiosa para el estado de gestación. Por lo tanto, sí, puedes practicar Crossfit si estas embarazada.

Crossfit y embarazo ¿existe algún riesgo al practicar este deporte durante la etapa de gestación?

Si nunca has practicado Crossfit es cierto que quizás no sea el mejor momento para empezar, pero sucede lo mismo con el resto de deportes. Cuando estás embarazada puedes hacer ejercicio físico, de hecho, es totalmente recomendable, pero hay que tener en cuenta una serie de factores.

Al igual que si nunca has practicado running no deberías apuntarte a un maratón estando embarazada, con el Crossfit sucede lo mismo. Si no has ido nunca a un box puede ser un esfuerzo demasiado fuerte para tu cuerpo, puesto que no está acostumbrado a ese ritmo. Si no has hecho ninguna actividad con frecuencia, lo más aconsejable es que empieces de manera gradual con un deporte poco exigente a nivel físico.

¿Existe algún riesgo al hacer CrossFit en periodo de gestación?

No obstante, si llevas algún tiempo practicando Crossfit o ya eres toda una crossfitter, puedes seguir yendo al box sin ningún problema. Eso sí, deberás adaptar tu entreno.

No solo es que el cuerpo tenga memoria, como se suele decir, es que además está acostumbrado a una intensidad elevada de ejercicio y a la rutina de entrenamiento que llevas a cabo.

A la hora de practicar una actividad física debes tener en cuenta el mes de embarazo en el que te encuentras. Evidentemente no es lo mismo estar en el segundo mes de gestación que en el séptimo u el octavo.

Entrenamiento físico moderado y con control médico

Está claro que tú mejor que nadie conoces tu cuerpo y sabes perfectamente dónde tienes marcados tus límites. Sin embargo, cuando estás embarazada tu cuerpo experimenta un cambio muy importante y es completamente necesario que un médico haga un seguimiento de tu caso y te dé su opinión como profesional de la salud. Dependiendo de tu caso, el médico te recomendará lo mejor tanto para ti como para tu bebé.

El objetivo de seguir yendo al box es mantenerte en forma, pero nunca debe ser mejorar tus marcas. Como comentábamos antes, el mes de embarazo en el que te encuentres es clave a la hora de practicar Crossfit.

Durante el primer trimestre, por ejemplo, lo más aconsejable es evitar esfuerzos fuertes ya que, aunque aún no se tiene mucha tripa y no se ha cogido aún mucho peso corporal, el riesgo de aborto es más alto que en los meses posteriores. Por este motivo, te recomendamos que en el box no hagas demasiadas rutinas de levantamiento de pesos y lo sustituyas por wods que incluyan sit-ups o kettlebell deadlifts.

En el segundo trimestre, del cuarto al sexto mes, el riesgo disminuye, pero puede que ya tengas una incipiente tripita que te dificulte hacer algunos movimientos del wod. Puedes levantar peso, pero deberás reducirlo considerablemente al que solías levantar antes del embarazo y tendrás que controlar muy bien la respiración. En líneas generales deberás reducir el peso al 50% aproximadamente, siguiendo siempre las pautas de tu médico porque como hemos comentado cada caso es único.

El ejercicio físico en el embarazo ha de ser moderado y bajo control médico

La técnica tanto para cargar peso como para el resto de ejercicios es clave y debe ir acompañada de una correcta respiración. Los thrusters con mancuernas, las dominadas o rope climbs adaptados son algunos de los ejercicios más adecuados.

Cuando te encuentres en la recta final del embarazo ya tendrás una prominente tripa y te sentirás más pesada. Quizás los ejercicios basados en anillas sean los más acordes para esta última etapa, como los ring dips, o los realizados con barra tipo push press, overhead lunge o military press.

Ten en cuenta que la recomendación general para los tres meses finales es mantener las pulsaciones por debajo de 140. Controlar en todo momento tu ritmo cardíaco es clave.

Los beneficios de practicar Crossfit durante el embarazo

Un wod adaptado a tu cuerpo y a tu estado físico proporcionará grandes beneficios tanto para ti como para tu bebé. Así, por ejemplo, trabajar la musculatura abdominal y la lumbar hará que fortalezcas estas zonas que tanto se resienten durante la gestación.

Los ejercicios corporales y con pesas son los más adecuados para activar los músculos de esta parte de forma directa, por ello algunos ejercicios de Crossfit son perfectos ya que cuantas menos máquinas incorpores en tu rutina mejor.

El Crossfit también te aportará una mejora en la circulación sanguínea y en la capacidad pulmonar. En definitiva, al practicar esta disciplina combatirás algunos de los síntomas más característicos del embarazo: la fatiga, el dolor lumbar, los calambres…

Es más saludable que seas una madre deportista a una sedentaria. Tu cuerpo agradecerá la rutina deportiva y notarás la diferencia ya que estarás preparada para el esfuerzo físico que tienes que realizar en el momento del parto.

Beneficios de practicar CrossFit durante el embarazo

Además, practicar Crossfit no solo te vendrá bien durante el embarazo, también será perfecto para tu posterior recuperación. Será más fácil que vuelvas a lucir silueta si te has mantenido en forma durante los nueve meses.

La conclusión es que cada embarazo es completamente distinto. Si eres una crossfitter tan solo tendrás que llevar a cabo wods adaptados al nuevo estado de tu cuerpo, tomar las precauciones necesarias y acudir a revisiones médicas periódicas. Recuerda que lo importante es mantenerte en forma no mejorar tus marcas o competir.

Imagen: JumbleJoy

Referencias:

Exercise in Pregnancy
Benefits of Exercising While Pregnant
CrossFit Training During Pregnancy and Motherhood: A New Scientific Frontier
Crossfit and pregnant
CrossFit & Pregnancy
Is CrossFit Safe During Pregnancy?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies